02 marzo 2012

Fernando 3.000

Ya no queda ningún corredor en el mundo que le pueda seguir el ritmo, ni tan siquiera de lejos... Y es que Fernando 3000, el jóven corredor de casi cincuenta años, ha llevado el running de montaña a otro umbral. Ya lleva en su currículum carreras como el campeonato mundial de Sky-running - Vertical Race 2010, Ultra Trail Du Mont Blanc y que decir, un sinnúmero de récords acumulados.


En Chile tuvieron la oportunidad de conocerlo tras el K42 de Argentina. Por allá le llaman "El Cóndor Colorao" porque parece que levita en las alturas, su facilidad para correr por la montaña es increíble, y que decir de las subidas, es "pasmoso", es cómo si corriera sin pendiente alguna, llevado hacia el cielo como si la gravedad se hubiese invertido. Fernando lleva la montaña en las venas, sabe lo que hace y lo importante, disfruta de lo que ama.

Lo que más llama la atención de este corredor, es su simplicidad para correr. Los corredores de montaña disfrutan tanto lo que hacen, que la competencia pasa a segundo plano y los paisajes toman el protagonismo absoluto.

Los números de Fernando son de temer. En reposo no llega más allá de 34 latidos por minuto, su frecuencia cardíaca máxima alcanzada es de 205 latidos por minuto y en carrera de 1,5 horas a 3 horas puede llegar a alcanzar un promedio de pulsaciones de 193 latidos por minuto. Es un corredor muy rápido, su especialidad es el sky-running donde se llevó el campeonato mundial, pero sin embargo, para carreras largas, no tiene problemas. Batió el récord corriendo los 166 kilómetros del Ultra Trail Du Mont Blanc !!.

El hecho de que pueda practicar deportes de montaña no es una coincidencia. "De niño, yo vivía con mis padres y mis hermanos cerca de la Atalaya que se encuentra muy cerca de su casa en Cieza, la provincia de Murcia. Fue allí donde empecé a hacer deportes de nieve y montaña. Antes de dar los primeros pasos a pie, tuvimos nuestros primeros kilómetros con esquís. El deporte fue para nosotros, mis hermanos y yo, un juego, era la única forma que teníamos para divertirnos allí, porque cuando estábamos en la escuela, en verano, jugábamos corriendo por el bosque que rodeaba la vivienda y en invierno hacíamos lo mismo montados sobre esquíes. Además, nuestros padres fueron y son entusiastas de la montaña, y cuando teníamos unos días de vacaciones, siempre fuimos a hacer una travesía o subir un pico. Así fue que a los 5 años ya tenía unos cuantos 3000, como el Aneto, el Posets, a los 10 años ya cruzaba los Pirineos integral y unos 4000".

"En invierno, además de esquiar, lo que estábamos haciendo todos los días, es ir a la escuela y al club, además de hacer, un día a la semana, entrenamientos para llevar a cabo las competiciones de esquí de fondo, no sólo en los Pirineos, sino también en los Alpes, concursos tradicionales, como Foulée Blanche., ". Fue allí, donde bajando por una de sus pendientes nevadas, alcanzó tal velocidad que llegó hasta Tarragona sobre los esquís, siendo detenido por los "Mossos" por exceso de velocidad.

"Esa fue la forma en que fuimos llevados, sin darnos cuenta, poco a poco, hacia el amor por la montaña y disfrutar de los deportes".

"Pero el verdadero sabor del sufrimiento y el deporte de competición que estuve entrenando y compitiendo en bicicleta de carretera con Joan Coma, quien me enseñó que lo importante es hacer lo que te gusta, y si te gusta se ha terminado, el sufrimiento y la lucha, tienen muchos puntos para ganar . Fue un período muy corto de sólo dos años, pero me enganchó el placer de entrenar todos los días."

Fernando 3.000 ...... ¡Un fuera de serie!

4 comentarios:

  1. Anónimo9:25 p. m.

    Lo publicado en esta pagina se ha quedado corto.Fernando es mucho más. Hay que encontrarle el fondo. ¡Buscadlo, os sorprenderá!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:25 p. m.

    Lo publicado en esta pagina se ha quedado corto.Fernando es mucho más. Hay que encontrarle el fondo. ¡Buscadlo, os sorprenderá!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:04 p. m.

    Necesito tu plan de entrenamiento urgentemente. Un saludo. Hasta la próxima excursión donde te marcaré de cerca a ver si se me pega algo.

    ResponderEliminar
  4. Im-presionante, esto solo se consigue con mucho esfuerzo, y el capricho de la Madre Naturaleza

    ResponderEliminar